El Milagro de Berna, una historia plagada de Fútbol y superación personal

El fútbol esta lleno de muchas historias, dentro y fuera de la cancha. Unas de amor y otras de tristeza, pero hay algunas que tienen un tinte de guerra, felicidad y superación, y el caso de Alemania, un país que perdió dos guerras mundiales y estuvo sumergido por mucho tiempo en una guerra fría, la cual finalizó en el año 1990.

Si me vas hablar de superación, el ejemplo más claro es Alemania, que a pesar de todo los contratiempos, hoy es una potencia mundial en la política y la economía del mundo y también a nivel fútbol, es claro favorito en cualquier competencia y hoy es el espejo de todas las ligas para volver a reactivar el fútbol en tiempos de cuarentena.

Así como hoy todos los dirigentes del fútbol miran para Berlín, a ver qué va a hacer el país que tiene 4 Copas del Mundo en sus vitrinas, en 1954, todos los ojos del mundo estaban puesto sobre los Alemanes. ¿Por qué? Porque a pesar de estar devastada y dominada por los Soviéticos y los países Aliados, Alemania tomó la decisión de participar en el retorno de la Copa del Mundo que volvía después de la post guerra.

La sede de ese Mundial, era Suiza, Berna su capital, la única ciudad que no quedó destruida después de la Segunda Guerra Mundial.

¿Qué pasará com Die Maschine (La Maquinaria), en Berna? ¿Los Alemanes se volverán a salir con la suyas?

Aquí te lo contamos.

«La final de la Copa Mundial de Fútbol de 1954 se disputó el 4 de julio en el Wankdorfstadion de la ciudad de Berna, Suiza.

El partido es conocido también como el Milagro de Berna. Los dos ganadores de los partidos de semifinales, Alemania Occidental y Hungría, se enfrentaron en un único partido de 90 minutos.

La final de la Copa Mundial de Fútbol enfrentó a dos equipos desiguales en el papel, puesto que era la primera participación alemana en los Mundiales después de la Segunda Guerra Mundial y porque el combinado húngaro era uno de los más fuertes del mundo y eran conocidos como el Equipo de oro o Magiares mámágico

Previo a la final, estuvo en duda la presencia del capitán húngaro, Ferenc Puskás por una molestia en el tobillo, causada por los alemanes en el partido de primera fase, de la cual no estaba recuperado al 100%. Pese a ello, no tuvo problemas para jugar con el equipo titular en el partido decisivo.

Al equipo húngaro lo respaldaba una racha acumulada de 33 partidos sin perder, que comenzó el 14 de mayo de 1950 y se extendió hasta la final, frente a los alemanes. El equipo húngaro era el máximo favorito para alzarse con la Copa Jules Rimet, por su historial reciente, el título en el torneo olímpico de fútbol en Helsinki 1952, y por haber aplastado a Alemania Occidental en la primera fase del torneo, (8-3).

Las críticas por la goleada no dieron espera al técnico Sepp Herberger, ya que Alemania Occidental quedaba empatado en dos puntos con Turquía, que goleó 7:0 a Corea del Sur. El reglamento del Mundial de 1954 obligaba a los dos equipos jugar un partido de desempate, el cual fue programado para el 23 de junio en el Hardturm-Stadion de Zúrich. Para Alemania Occidental no fue problema tomar la ventaja desde el minuto siete, gracias a un gol de Ottmar Walter, y así abrir el camino al triunfo y a la clasificación. Otros dos goles de Hans Schäfer, una tripleta de Max Morlock y un tanto del capitán Fritz Walter sellaban el resultado final de 7:2 sobre Turquía.

Contra todos los pronósticos, Alemania Occidental derrotó a Hungría por 3:2 y se convirtió en Campeón Mundial por primera vez en su historia. La victoria de Alemania Occidental provocó el júbilo en ese país, nueve años después del fin de la Segunda Guerra Mundial.

Este acontecimiento deportivo ayudó al denominado milagro económico alemán que permitió el surgimiento de la República Federal de Alemania, además de incrementar el espíritu nacionalista y la autoestima en ese país».

La historia de este acontecimiento fue llevado al Cine, para que los que no tuvimos la oportunidad de ver esa hazaña, hoy rememoramos el famoso Milagro de Berna.

Aquí le dejamos el link para que ver la película: Ver vídeo – Clic aquí

Redacción: La Escuela Deportiva e Historia de la Época

Foto: Cortesía

Deja un comentario